33 Sitges

Hace poco hemos ido a comer en un restaurante muy curioso y pequeño en Sitges, en esta pequeña ciudad que atrae turistas de todo el mundo todo el año es difícil encontrar un lugar que te permita estar tranquilo y sin la sensación de estar rodeado de miles (exageración) de personas.

Sin arriesgarnos a tener que cenar un wafle (gofre) de pie en la playa, hicimos reservaciones para una cena temprana en el restaurante 33 Sitges en el Carrer Major de Sitges número 33. Andando con paso rápido y en contra de la marea de gente que venia bajando, de repente entramos en un local a media luz, con pocas mesas una barra larga y  bossanova sonando de fondo.

Con incredulidad volteé para asegurarme de que el bullicio seguía estando afuera y me alegré de haber encontrado uno de esos lugares en los que apetece comer y hacer sobremesa conversando.

No estoy seguro si tenemos mucha cara de guiris (turistas) lo seguro es que en cada lugar que entramos nos hablaban en inglés y aquí no fue la excepción, más tarde nos dimos cuenta de que el sitio está muy frecuentado por personas de hablas inglesa. Ya teníamos muy claro lo que pediríamos del menú pues está disponible en eltenedor.com. Para nuestra cena temprana pedimos:

  • Rollos de pato y tamarindo
  • Hummus casero con pan pita y escalivada
  • Salmon con cuscus
  • Pollo Satay con salsa de anacardos
  • Tarta de queso
  • Tarta de Zanahoria
  • Vino Blanco Inmácula

Éramos solo dos personas, que si no, hubiésemos probado más cplatos pero nuestros estómagos ya no daban para más.

 

Artículos Relacionados:

Comentarios

comentarios