Hotel Double Tree Hilton Girona: “Affordable Chic

Galletas de Double tree hiltonNuestra experiencia de fin de semana comenzó con la reserva del hotel donde nos hospedaríamos este intenso fin de semana de mucho andar y comer, luego de ver algunas opciones nos decantamos por el Hotel Doble Tree by Hilton de Girona, estratégicamente nos quedaba cerca del centro, el tren y los restaurantes que visitaríamos por lo cual decidimos que esta será nuestra casa por el fin de semana.

El hotel está cerca de las estación de tren, se puede ir andando en unos 10 minutos como dice la reseña, aunque si os da miedo perderse, podéis coger un taxi que os cobrará un poco menos de 10€ (es realmente cerca), la recepción del hotel es acogedora, la combinación de colores tierra, marrón, beige y negro de entrada dan una sensación de tranquilidad que continua por el resto del hotel (al menos por donde estuvimos nosotros).

Desafortunadamente la administración del hotel no fue muy diligente en ponernos en contacto con un comercial o alguien que nos mostrara las instalaciones para este artículo, sin embargo la chica del desk fue muy amable en atendernos, explicarnos dónde estaban nuestras habitaciones y ofrecernos las galletas de bienvenida, las cuales debemos acotar, estaban muy pero muy buenas.

El ascensor tiene truco, has  de meter y sacar la tarjeta de huésped esperar que encienda la lucecita verde y luego marcar el piso al que vas una vez superado el pánico vas directo a las habitaciones.

Habitación del Hotel Double Tree Girona

 

lavabo-hotel

La habitación era cómoda, con elementos de diseño muy guapos, tal cual como la foto de la página web, debo decir que fue todo lo que esperaba, a excepción de un par de detalles en el lavabo, no tengo quejas. Al entra estaba el lavabo con bañera, muchas toallas, frasquitos llenos de cremas, shampoo y jabón, secador de cabellos, un espejo con aumento para maquillarse y asiento; la verdad que el baño se lleva 9/10 puntos.

El armario gigante además de tener una mesa de planchar tenía perchas, mucho espacio para la ropa, caja fuerte, nevera con comida y tazas y cafe instantáneo con lo cual podías tomar un café o un té sin moverte casi.

La cama también de proporciones bíblicas esa muy cómoda, los muebles auxiliares, las lamparas y la tele, todo encajaba para proporcionar una atmósfera de tranquilidad, estilo y comodidad.

Nos hubiese gustado conocer el resto del hotel, las instalaciones u otras habitaciones, pero como ya os dijimos la administración no estuvo muy diligente a apoyar a un blog local como el nuestro a promocionarles, otra cosa que no nos agradó es que el check out es muy temprano, a las 12:00m, sin embargo y pese a ello, debo decir que definitivamente podríamos volver a hospedarnos en el Double Tree Hilton y os lo recomendamos si os gustan los hoteles con ese toque de “diseño” y las galletas de chocolate con almendras.

Artículos Relacionados:

Comentarios

comentarios