Kaede – El Japo de Mitre

Ayer por la noche mientras me comía un sashimi de atún y un pan frito, me preguntaba: ¿Cómo es que el restaurante al que más voy, aun no está reseñado en el blog?

A veces creo que subestimamos los lugares a los que vamos y otras creo que sitios muy sencillos no tendrán tirón en los lectores. Pero en esta ocasión me he dicho: “Si me gustan los sitios sencillos y la buena cocina, seguro habrá más personas leyendo este post con los mismos gustos”.

Esto es Kaede, un lugar sencillo, sin pretensiones ni sofisticaciones, es un negocio familiar y te atienden como tal, aquí en Barcelona lo comparo con ir al bar de doña Montse, es decir, esa atención de barrio, cercana como si te conocieran de toda la vida.

Muchos de los clientes que frecuentamos Kaede, de hecho, vamos con frecuencia y coincidimos varias veces, somos caras familiares. Si coméis aquí escucharéis saludos, veréis a los vecinos buscando comida para llevar, o diciendo cosas como “Joder! mi mesa esta ocupada!”  (yo lo he dicho más de una vez).

La comida es variada, hay platos de udon, sushi, arroz frito y siempre, siempre, puedes pedirle al chico que atiende las mesas que te personalice el plato: “Este pero sin las gambas”, “Este roll, pero con salmón cocido”, “Este de queso, pero sin queso”

Aquí hemos ido a almorzar, el menú es muy barato (unos 10€) y no te matan con el precio de las bebidas. Hemos ido a tomar cervezas y hablar porque nos quedamos sin internet, hemos ido a cenar para celebrar. Es un espacio pequeño pero que muy, muy ameno.

Espero veros por Kaede si vais más de una vez y sois vecinos, seguro que nos cruzaremos!

Artículos Relacionados:

Comentarios

comentarios