Restaurante Nineteen: el oasis de Plaza Cataluña

Hay gustos como colores y personas en este mundo y hay restaurantes para cada uno de ellas. En lo personal me gustan los lugares tranquilos, relajados y sin mucho ajetreo.

Me gusta disfrutar de la comida, sin distracciones, sin ruidos, tomando una copa de vino o una cerveza muy fría y disfrutar de la conversación.

Si os sentís identificados de alguna manera con lo que os cuento no os podéis perder Nineteen Restaurant, en plena Plaza Cataluña 19 este lugar es un oasis en medio de la cacofonía externa y la fauna vario pinta de locales y turistas que convergen en el centro de Barcelona cada día.

Hemos disfrutado el menú de la cena, que ofrece una selección de primero y segundos platos así como una selección de postres para cerrar.

La ensalada ibérica estaba fresca, el aderezo con gusto, las lechugas en su punto y el jamón más todavía. De segundo no me equivoqué  pidiendo el tartar de atún con guacamole y chips de yuca. Las chips no eran las mejores que he comido en la vida pero el conjunto del plato, la presentación y el sabor no eran para despreciar, creo q repetiría sin dudar. De postre, la selección de frutos con sorbete de fruta de la pasión fue una agradecida sorpresa pues me esperaba una macedonia de toda la vida y este postre definitivamente es un espectáculo de sabores.

Con cada menú nos han incluido 3 copas, 2 de vino de la casa (que está muy bueno) tienen varias selecciones para complacer el gusto y complementar la comida y una de cava para el postre.

Nineteen no es un restaurante donde comeréis hasta morir pero es sin duda uno dónde disfrutaréis de la comida, no me toméis a mal, las raciones no son pequeñas pero tienen presentación “gourmet“. Si os gusta la buena comida de la comida disfrutaréis de este lugar.

Las chicas que sirven en el restaurante son un encanto, se tomaron el tiempo para explicarnos el menú, los vinos y todas las preguntas que tuvimos. Por último y no menos importante, el Nineteen en el Hotel Olivia tiene suelos traslúcidos y están iluminados desde abajo, al principio da algo de vértigo pero complementa el ambiente etéreo y apacible del local que tiene una atmósfera ecléctica.

Si queréis escaparos del caos del centro y tener un momento agradable pasaros por este local, debéis reservar con anticipación pues no es muy grande y por su ubicación en hora punta puede ser un problema encontrar mesa.

Dejad vuestros comentarios y buen apetito en Nineteen Barcelona 😉


Artículos Relacionados:

Comentarios

comentarios