Hacer snorkeling en Tenerife (Caleta de Adeje)

Pateando por mar y tierra (Parte I – Mar)

Ese era el nombre de la experiencia que me cautivó y a la que me apunté para realizar durante mi día de actividades en el TBM (Travel Bloggers Meeting); una primera parte consistía en hacer snorkeling en el sur de Tenerife.
Como no era mi primera vez en este encuentro de bloggers, ya tenía asumido que poner de acuerdo a 40 o 50 personas no es fácil, así que salí preparado de casa a tiempo para no perderme de nada.
Nos dirigimos en bus desde la Plaza España de Santa Cruz de Tenerife hasta la Caleta de Adeje, ubicada al sur de la isla a la escuela Centro Acuático Apnea Academy; allí nos explicaron brevemente la trayectoria de la escuela, lo que haríamos ese día y la fauna que habita en el lugar donde haríamos snorkeling, así como los peligros de andar tocando lo que no debemos tocar estando debajo del agua. En lo personal, siendo un alérgico  recurrente, el mensaje me llegó como “Mejor no tocar nada”.
Cuando acabamos con la teoría llegó el momento de ponernos con la práctica, y que decir que comenzamos con el ejercicio físico, debíamos tener, traje de neopreno, aletas, máscara y tubo para respirar. Éramos unas 25 personas con lo cual organizar a todos por talla requirió mucha paciencia por parte del equipo de la academia que nos dieron las mejores de las atenciones y se lo tomaron como mucho buen humor.
El traje de neopreno ya requiere un esfuerzo importante, si como a mí, te sobran algunas carnes y no tienes todo firme, pero después de embutirte como salchicha la verdad es que te lo disfrutas, uno parece surfista de película.
Con todo el equipamiento en mano, nos dirigimos a la Caleta, allí todo fue esto fue a pelo y sin anestesia, nos explican como debemos escupir las máscaras, como ponernos las aleta y ¡salta al agua!.
Nos separaron por grupos según nuestra pericia en el agua, yo sé nadar y tengo complejo de sirenito así que me quedé en el grupo intermedio, el recorrido consiste en una vuelta bastante amplia por la bahía y probablemente el video no haga justicia al espectáculo de la experiencia.
En cuestión de metros pasabas de estar a un centímetro del fondo a estar a varios metros, se comenzaba a sentir el vacío y a sentirte minúsculo en ese mar con peces de colores, erizos y escenas de películas de piratas.
Mi parte favorita fue nadar entre las anclas de las barcas que están aparcadas en esta bahía, ver los erizos de mar más grandes que había visto en la vida y perseguir los peces que están haciendo su vida allí tranquilos mientras vamos a molestarles.
Peces, cangrejos, tortugas, esponjas de mar y erizos a escasos metros de la costa, allí una maravilla marítima sin tener que andar mar adentro.
Si os gusta el mar y queréis experimentar por primera vez  (o sin ya sois expertos también) en hacer snorkeling cuando vengáis a Tenerife tenéis que apuntaros a esta experiencia que no os dejará indiferentes, ¡Preparad vuestras cámaras submarinas!

Artículos Relacionados:

Comentarios

comentarios