Trekking para principiantes en el Volcano Teide

Pateando por mar y tierra – Parte II (Tierra)

 Corre, quítate el bañador, quédate en bolas, sécate, ponte las bambas de senderismo, saca el abrigo, porque aunque estamos a 30 grados en nada estaremos a 5º, así comienza nuestra aventura saliendo del mar para hacer trekking en el Volcano Teide.
Corre al bus que nos dejan! – Era lo que cruzaba nuestras cabezas mientras corríamos mojados, hambrientos y algo desorientados después de nadar un par de horas.
Este post comienza aquí. Y ya estando algo cansados y hambrientos íbamos del mar a la montaña a continuar nuestra aventura, para mi, esto es lo mas cercano que estaré a un triatlón en mi vida.
El viaje de al menos una hora nos sirvió para dormir un rato y reponer energías, como niños cansados después de un día de playa los grupos que nos encontramos íbamos como muertos luego de nadar y remar.
Llegamos al teleférico del Teide, esta vez de día y abierto al público, con sus dos carritos y una cola de personas esperando subir y conocer esta maravilla que tenemos en España. Al subir a la estación, nos explican la leyenda de Guayota, animal mitológico que habita el interior del Teide y que más vale no molestar (si no queremos morir fritos por una erupción volcánica)
El Teide tiene una altura de 3.718m y al punto más alto sólo se puede acceder con un permiso especial. Llegamos para hacer la caminata y avistar el Pico Viejo, un cráter de 800 metros de diámetro y que podemos ver desde el mirador que se encuentra a 3.497m sobre el nivel del mar y a una media hora andando desde la estación del teleférico.
Caminar por el Teide, ver el terreno volcánico y los restos de erupciones pasadas es como uno se imagina estar en la luna, aunque se han rodado muchas pelis, a mi la que más me ha recordado estar allí es a Total Recall, pero no la modernilla del 2016 sino la de Arnold Schwarzenegger de 1990.
Un paisaje rocoso que no logras imaginar como se ha formado, nada parecido a otros paisajes volcánicos que había visitado antes, una experiencia y un paisaje de otro mundo en el que miras un cráter volcánico, los restos de erupciones pasadas, un mar de nubes y las islas vecinas en el mismo horizonte.
Este recorrido es fácil, no es necesario ser una cabra de montaña para recorrerlo o disfrutarlo y lo haces en una hora aproximadamente, por ello os animamos hacerlo si venís al Teide y queréis unas fotos únicas mientras camináis por un terreno lunar  con vistas al mar.
Os dejamos algunas fotos de este único e irrepetible paisaje para animaros a ir:

Artículos Relacionados:

Comentarios

comentarios